Reprueba México en atención de cáncer

En materia de control del cáncer, México está reprobado, según un informe elaborado por The Economist Intelligence Unit.
De acuerdo con la división de Investigación y Análisis de The Economist Group, el País obtiene 17 de 30 puntos posibles al calificarse aspectos como disponibilidad de medicamentos, radioterapia, plan estratégico y detección temprana, entre otros.
La insuficiencia de recursos, acceso a medicamentos y radioterapia son los elementos que más bajan la calificación del País.
El estudio Control del Cáncer, Acceso y Desigualdad en América Latina, indica que Uruguay obtuvo 23 puntos, Costa Rica 22 y Chile 18.
Irene Mia, directora editorial de Global del Economist Intelligence Unit, señala que los recortes que ha sufrido el presupuesto en salud en este sexenio han impacto en la atención de la enfermedad.
En entrevista, lamentó que el promedio de inversión en salud en la región sea de 4.6 por ciento del producto interno bruto, mientras que en México es de 3.3.
“Las debilidades mayores de México son con todo lo que tiene que ver con el financiamiento. Es verdad que el País ha progresado mucho con el Seguro Popular, pero sí todavía esos números, cuando se está invirtiendo la salud en general, son bastantes preocupantes”, señaló Mia.
“La otra área bastante problemática es la cobertura de la radioterapia. El porcentaje de pacientes que tienen acceso a la radioterapia está por debajo del promedio latinoamericano”.
Además, la directora editorial advirtió que sólo el 45 por ciento de las unidades de radioterapia en el País se encuentran en el sector público.
Según el informe, en Uruguay, la cobertura de radioterapia asciende a 112 por ciento, mientras que en México es de 70. Además, en Uruguay hay 2.94 aceleradores lineales -tecnología de punta en radioterapia- por cada millón de habitantes y en el País sólo 0.17.
Alejandro Mohar, coordinador del Programa Integral de Prevención y Control del Cáncer en México, alertó sobre la falta de articulación institucional para atender la enfermedad.
“Es imposible continuar en el mismo esquema. La fragmentación y esta falta de acceso y de coordinación de los servicios de oncología existentes nos está llevando verdaderamente a una desarticulación total del manejo integral del pacientes con cáncer”, apuntó Mohar.
“Lo que hemos visto no es correcto. Como se trata en la Ciudad de México, difícilmente se trata en otros grandes centros urbanos”.
A partir del Registro Nacional del Cáncer, consideró, el primer paso a la universalización de la salud debería darse en la atención de cáncer.
“La propuesta es que hacemos un registro en estas ciudades y en ese Estado podemos entonces instrumentar el plan de universalización de servicios de oncología, sin desaparecer al IMSS o al ISSSTE. La idea es que realmente compartamos esos servicios”, agregó el coordinador.

 

(Con información de REFORMA)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!