Deslumbra Luis Miguel en el Auditorio

Esta vez, no decepcionó. Sin problemas de audio, sin alteraciones, Luis Miguel deslumbró a su público presentando un show que fluyó de manera normal, divertida, que al final resultó una fiesta.
Con traje negro, elegante fue como Luis Miguel salió a recibir a su público.
Según organizadores fueron 10 mil fans que se dieron cita la noche de ayer en el Auditorio Nacional.
Minutos antes de las 20:00 horas, el concierto comenzó.
Bastaron unos segundos de música para que el público estremeciera.
Sin haber iniciado todavía el show, el intérprete recibió una ovación de pie por parte del público, la cual se prolongó durante más de dos minutos.
Luis Miguel no perdió tiempo. Comenzó su show. Temas como “Tan Sólo Tú”, “Amor, Amor, Amor” y “Tres Palabras” fueron parte del inicio de la fiesta que el cantante tenía preparada para sus fans.
Movimientos sexys de cadera sobre el escenario, miradas cautivadoras y una sonrisa de oreja a oreja fue lo que entregó durante las dos horas y media que duró su presentación.
Durante la primera hora, “El Sol” dejó que sus canciones hablaran por él ya que no dedicó ni una sola palabra a la audiencia.
“Por Debajo de la Mesa”, “No Sé Tú”, “Te Necesito”, “Todo Por Amor”, complementaron su faceta baladista.
Al minuto 70, la parte romántica invadió el recinto. Acompañado del maestro Alderete en el piano, Luis Miguel interpretó “No Me Platiques Más”.
Al término, la fiesta mexicana comenzó. El mariachi Vargas apareció en el escenario y aprovechó para dejar que el público contribuyera a la elección de canción que continuaría.
Temas como “El Viajero”, “Serenata Huasteca”, “Llamarada”, “La Bikina”, “Soy Lo Prohibido”, fueron algunos temas que conformaron el setlist.
Hubo tres lapsos largos para que el artista se cambiara de vestuario, en ese tiempo, el público interpretó Las Mañanitas, con motivo de su cumpleaños número 48 el próximo 19 de abril.
Luis Miguel, con chaleco y una corbata desaliñada se acercó al público y saludó.
“Hola, hola. Buenas noches. Quiero decirles que esto es muy especial para mí.
“Hay dos cosas muy importantes: 1) la música; la que me ha inspirado toda mi vida para seguir y seguir andando. 2) No menos importante, si no fuera por la música no nos hubiéramos conocido”, afirmó sobre el escenario, luego de haber recibido un osito blanco con un moño rojo por parte de una fan.
Los más pequeños fueron los que conmovieron al cantante ya que en cuatro ocasiones, se acercó a la punta del entarimado para besar a dos pequeñas niñas que, sus padres cargaron para llegar al artista.
Ocho músicos y tres coristas, con vestidos negros entallados, acompañaron el último bloque de “El Sol”, quien aprovechó para cambiarse de una camisa blanca, chaleco y corbata, por una camisa negra, sin corbata y sin fajarse.

Mientras el confeti caía a su público, Luis Miguel lanzaba rosas blancas a la audiencia.
Entre golpes y jaloneos, algunas mujeres intentaron agarrar esa flor, sin embargo, muy pocas fueron las ganadoras.
“Isabel”, “La Chica del Bikini Azul”, “Cuando Calienta el Sol”, “Ahora Te Puedes Marchar” formaron parte del final del espectáculo.
“Durante 36 años, yo no soy de contar años. Esos 36 son gracias a ustedes el público las fans esa es mi razón por la que estoy en el escenario. Gracias a ustedes, gracias México”, dijo.
Luis Miguel cumplió con la primera noche de las siete que tiene pendientes en el Coloso de Reforma.

 

(Con información de REFORMA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!