Deja caso Gordillo por querer ser Alcalde…¡y pierde!

Durante 5 años Jorge Alberto Bernal instruyó el proceso por delincuencia organizada y lavado de dinero contra la ex dirigente magisterial Elba Esther Gordillo, como secretario de acuerdos del Juzgado Sexto del Distrito Penal.
La defensa de la ex lideresa siempre lo vio con malos ojos y pidió que lo retiraran del caso.
Pero sorpresivamente, en enero pasado, Bernal solicitó licencia para hacerse candidato de Morena a la Alcaldía de Chignahuapan, Puebla.
El 31 de julio regresó al juzgado para presentar su renuncia irrevocable a su cargo judicial. La maestra quedó libre y él perdió la elección.
El ahora ex funcionario era un incondicional de Alejandro Caballero Vértiz, el titular del juzgado que falleció el 16 de mayo en su domicilio, víctima de un paro cardiaco. El juzgador le delegaba los casos más relevantes.
Bernal se encontraba con una licencia para ausentarse de su centro de trabajo desde enero pasado, ya que logró la candidatura de Morena para Alcalde de su natal Chignahuapan, sin embargo, perdió la elección.
Según los resultados difundidos por el Instituto Estatal Electoral de Puebla, Francisco Javier Tirado Saavedra, de la alianza PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y Compromiso Por Puebla, ganó la Alcaldía con 14 mil 3 votos.
El ex secretario de acuerdos alcanzó un total de 7 mil 176 votos, apenas la mitad de los del abanderado que obtuvo la victoria.
Desde antes de que Bernal buscara la candidatura de Morena, Gordillo y sus coacusados, Isaías Gallardo Chávez y José Manuel Díaz Flores, presentaron un recurso de recusación en su contra para que dejara de instruir el juicio por lavado y delincuencia organizada.
La razón es que desde el año pasado los inculpados denunciaron al entonces secretario ante la PGR porque supuestamente ofreció a Gallardo y Díaz su libertad, a cambio de que aceptaran ser defendidos por el despacho de abogados que él les indicara.
De acuerdo con fuentes allegadas al caso, la recusación fue declarada sin materia por la renuncia de Bernal. Con la liberación de Gordillo, continuará el proceso contra sus dos coacusados y Norma Guadalupe Ugarte, a quien también señalan como presunta operadora financiera de la ex lideresa del SNTE.

 

(Con información de REFORMA)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!