Darán Grito…¡con toque chino!

Para celebrar el Grito los mexicanos podrán adquirir muchos artículos para festejar, pero la mayoría de ellos se hicieron …¡en China!

En las calles y mercados del país hay varios puestos tricolores que ofrecen accesorios, principalmente para mujeres, a reducidos precios.
Uñas, pestañas postizas, collares, tatuajes, antifaces y hasta adornos para el cabello con los colores de la bandera son parte de los artículos que se pueden adquirir, pero la mayoría fueron confeccionados en el país asiático.
También se comercializan antifaces importados de China que valen 3 pesos la pieza, pero si fueran de origen nacional costarían alrededor de 8 pesos, refirió José Antonio González, locatario de un mercado.
Hay tatuajes asiáticos para la cara de 10 pesos, pero si fueran nacionales valdrían 5 pesos más, expuso González.
Los productos nacionales están siendo desplazados bajo el principio de apertura comercial, destacó Luis Enrique Zavala, director general de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM).
Zavala comentó que se privilegió el bajo precio de la importación frente al desarrollo y producción internos.
“(Que ingresen productos) simplemente es un reflejo de una política económica aperturista que desprotegió el mercado interno, bajo los criterios de que es más barato importar que producir localmente y se han seguido los abandonos, no sólo en estos sectores”, explicó Zavala.
El directivo detalló que cuando se empiece a importar bajo los términos del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), se van a ver todavía más productos de menor costo que los nacionales.
“Con el TPP vamos a competir con una serie de productos que pueden impactar aún más la economía mexicana”, afirmó Zavala.
Resaltó que cuando se prefiere el precio, puede afectar la calidad.
A veces, por un menor precio, la gente prefiere los productos chinos, por ejemplo las banderas, aun sabiendo que no son de la misma calidad, pues cuando hace mucho aire se pueden rasgar, coincidió González.
Si bien es cierto que el empleo subió en este sexenio, parte de los puestos ofrecidos fueron aquellos que se consideran como mal pagados, así que debido a sus ingresos las personas no pueden adquirir lo que a veces les conviene más en calidad, comentó Zavala.

 

(Con información de REFORMA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!