¡Arrasa “Michael” con Florida!

La furia devastadora de “Michael” llegó a Florida.
El huracán, con vientos de hasta 250 kilómetros por hora, arrolló ayer el noroeste del estado y provocó severos destrozos e inundaciones.
La zona conocida como “Pandhandle” fue una de las más afectadas y quedó totalmente anegada por la subida del nivel del mar, que las autoridades advirtieron que podría llegar a los cuatro metros de altura.
“Ésta es la peor tormenta que nuestro ‘Panhandle’ de Florida ha visto en un siglo”, afirmó el Gobernador de Florida, Rick Scott.
Cerca de dicha ciudad, al oeste de Tallahassee, falleció la primera víctima por el fenómeno, la cual pudo haberse provocado, según las primeras informaciones, por la caída de un árbol.
El huracán fue considerado inicialmente de categoría 4 dentro de una escala de 5 pero, al ceder ligeramente la fuerza del viento, cayó a la categoría 3 y se prevé que, a partir de mañana, se convierta en tormenta tropical.
Sin embargo, las imágenes y vídeos de los residentes mostraron casas completamente hechas añicos, edificios sin azotea o prácticamente ocultos por el avance devastador del agua.
Más de 300 mil hogares y negocios en Florida, Georgia y Alabama se quedaron sin electricidad después de que el fenómeno meteorológico tocara tierra y se estima que otras 200 mil personas puedan quedarse sin luz eléctrica en todo Florida.
“Parece una zona de guerra”, dijo Linda Albrecht, integrante del consejo municipal de México Beach.
En la turística Panamá City, otra de las ciudades más golpeadas, la fuerza arrolladora del viento se llevó por delante todo lo que pudo y, como si se tratara de un tornado, volaban ferozmente trozos de madera de casas, estallaban ventanas de edificios, caían postes de luz y las palmeras eran zarandeadas violentamente.
Scott urgió a la población a buscar refugio porque el tiempo para evacuar por carretera o cualquier otro medio había pasado.
“Es demasiado tarde para huir. No salga a la calle en medio de esto (…) No va a sobrevivir. Es mortal”, afirmó.
Por su parte, el Presidente Donald Trump declaró el estado de emergencia en todo el estado y añadió que no reparará en gastos si así puede evitar más muertes por ‘Michael’.
Alrededor de 375 mil personas de más de 20 condados recibieron órdenes de evacuación y al menos 4 mil personas están protegidas en refugios de la Cruz Roja.
Además, 2 mil 500 integrantes de la Guardia Nacional de Florida han sido movilizados y están preparados para participar en operaciones de ayuda humanitaria, el mantenimiento de la seguridad y rescate de personas.

(Con información de NYT)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!