Intervienen militarmente refinería de Salamanca…¡sin éxito!

En tres sexenios, las autoridades federales han realizado al menos doce “grandes” intervenciones a refinerías e instalaciones corporativas de Pemex, entre ellas la de Salamanca, para indagar a funcionarios y trabajadores de Logística y Refinación por sus presuntos nexos con las bandas dedicadas a robo de combustibles…¡sin éxito!
Varias de las investigaciones han quedado en el limbo o no redujeron la ordeña a Pemex y, por el contrario, el delito se disparó.
Las operaciones en instalaciones de la empresa incluyeron la presencia de la Policía Federal en el corporativo de Pemex, en la Ciudad de México.
Hubo revisiones de software, de bitácoras, de cuartos de válvulas, de calendarios sobre pérdidas de presión, así como principales puntos de ordeña, acciones para evitar el robo de combustible, interrogatorios a personal y hasta un comparativo de estadísticas sobre envíos de productos terminados.
En 2009, el General retirado Miguel Estrada, titular de la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de Pemex, fue llamado a declarar ante la PGR y el Órgano Interno de Control, tras una investigación por robo de combustible en la Cuenca de Burgos.
El julio de ese año, al menos 40 efectivos de la Policía Federal ingresaron a las oficinas de la gerencia, ubicadas en Bahía de Ballenas número 5, en la Colonia Huasteca, para confiscar equipo de cómputo y documentación relacionada con la indagatoria.
En 2010, Pemex reconoció que había presentado ante PGR denuncias por robo de combustible en petroquímicas, refinerías y estaciones de bombeo, y en las que se involucra a jefes administrativos y dueños de vehículos que transportan el combustible robado que venden en gasolinerías.
En el sexenio de Enrique Peña Nieto, en tres ocasiones, la PGR y el Ejército realizaron pesquisas en la refinería de Salamanca, Guanajuato, ante acusaciones de que empleados de Pemex estaban ligados con el crimen organizado para robar combustible.
Aunque las investigaciones de la PGR se remontan a 1995, en los últimos tres sexenios se han difundido estadísticas sobre robo a ductos de Pemex y los daños presupuestales a la empresa.
Pemex reporta que, de 2006 a 2018, han sido consignados 115 trabajadores y funcionarios por facilitar o estar ligados al robo de hidrocarburos.
De acuerdo con datos de la empresa, en ese mismo periodo, han sido secuestrados 26 trabajadores de seguridad física de Pemex y han sido ejecutados otros 18.
Luego de que esta semana el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador informó de la purga de funcionarios de Pemex ligados al huachicol, fuentes de la empresa informaron que tres mandos medios de Logística, que se encontraban a cargo de la estrategia contra el robo de combustible, fueron cesados por ser parte de la red de ordeña.

(Con información de REFORMA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.