Genera refinería violencia y polución

La industria petrolera no sólo genera violencia, sino que también está asociada al deterioro ambiental y de salud de Guanajuato, debido al procesamiento de petróleo crudo del tipo Maya que tiene un alto contenido de azufre y metales pesados.
Sólo la operación de la Refinería “Ing. Antonio M. Amor” representa el 83 por ciento de las emisiones de dióxido azufre para la entidad y el 94 por ciento para Salamanca, asegura María Isabel Ortiz Mantilla, Secretaria de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial de Guanajuato.
De acuerdo con la funcionaria, tanto la Refinería -que abastece de gasolina, diésel y turbosina al País y cuya operación resulta estratégica porque es la única del Sistema Nacional de Refinación que produce alcohol isopropílico y lubricantes- como la Central Termoeléctrica de Salamanca, son las principales fuentes de emisiones de dióxido de azufre y de partículas menores o iguales a 10 y a 2.5 micrómetros (PM10 y PM2.5).
“Que tenga a la Refinería, a la Termoeléctrica y a sitios como Tekchem, hace que Salamanca sea un sitio prioritario para nosotros en materia ambiental”, asegura.
Un diagnóstico en poder del periódico REFORMA señala que la degradación ambiental en Salamanca está ligada al petróleo crudo del tipo Maya que llega a la Refinería y al combustóleo que es utilizado para la generación de energía eléctrica.
El combustóleo como producto residual de la refinación también presenta una alta concentración de azufre y metales pesados, apunta.
Por otro lado, el abasto de agua para la refinería salió de 15 pozos profundos que han causado una fuerte presión al acuífero Irapuato-Valle de Santiago, considerado la principal fuente de la ciudad y que, combinada con la demanda del uso agrícola, ha propiciado un descenso del acuífero de entre tres y cuatro metros por año.
Además, Salamanca se encuentra dentro de la Región Hidrológica Lerma-Santiago, que se abastece de cuatro acuíferos que ya reportan contaminación por hidrocarburos.
“Se tienen estudios de que los pozos aledaños también tienen presencia de hidrocarburos y metales pesados, sí genera una afectación a los acuíferos. Salamanca está en medio de cuatro acuíferos importantes y los cuatro tienen afectaciones”, confirma la Secretaria.

(Con información de REFORMA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.