Cuenta Pemex con sistema para detectar ordeñas…¡pero no lo utiliza!

Petróleos Mexicanos cuenta con el Sistema de Control y Adquisición de Datos (Scada) para evitar el robo de combustible…¡pero nunca lo utiliza!

Por esa razón la ordeña a ductos se disparó, en el presente año, en entidades como Guanajuato, Puebla, Veracruz y Tamaulipas.

El Sistema nunca fue operado por la colusión de trabajadores con el crimen organizado, reveló Jorge Salcido Urroz, quien fue superintendente de Operaciones de Pemex de 2003 a 2010.

El ex funcionario afirmó que los mismos trabajadores dañaban el equipo para que los delincuentes puedan extraer hidrocarburo a través de tomas clandestinas.

“El robo de combustible se arregla, más que con tecnología, con voluntad, el problema es que no hay voluntad. Llegabas, preguntabas al encargado de ductos: ‘¿Dónde crees que esté la toma clandestina?’. Te apuntaban hacia el norte e íbamos para el sur y los encontrábamos”, indicó.
Fermaca, empresa privada que opera Scada, en 14 años no ha tenido robos, y Pemex, con el mismo sistema, registra más de 5 mil tomas este año, principalmente en entidades como Guanajuato, Veracruz, Tamaulipas y Puebla.

El Sistema permite identificar la más mínima variación de presión en ductos, información que presuntamente termina en manos de huachicoleros, que sí lo aprovechan, pero para ordeñar, de acuerdo a una información difundida por el periódico REFORMA.

Pese a tener Scada, Pemex no cierra el flujo de combustible cuando ocurre una toma clandestina.
En 14 años, Fermaca no ha tenido un solo “piquete” en sus gasoductos, fugas ni paros operativos, resaltó Jorge Montejo, director de Operaciones y Control de Gas de la firma.
“(El Scada) debe darte toda la información, a menos de que tú no la quieras ver”, aseguró.
REFORMA publicó que el mismo Pemex señaló a la Auditoría Superior de la Federación que el Scada no contribuyó el año pasado a operar con mayor eficiencia y confiabilidad los 47 sistemas de transporte de ductos de hidrocarburos.
Petróleos Mexicanos admitió que probablemente algunos de sus trabajadores y autoridades de los tres órdenes de Gobierno participan en el mercado ilícito de combustibles.
En este contexto, el Scada se convierte en una potencial herramienta para los ordeñadores porque informa en qué momento el ducto no está transportando combustible, por lo que es posible realizar la toma clandestina.
Para Ignacio Aguilar, director general de Pemex Logística, el Scada no es una herramienta efectiva para combatir este delito, pues el monitoreo en tiempo real sólo les permite identificar cambios de presión, pero, para identificar la ubicación exacta de la toma clandestina, ellos utilizan otros cálculos a lo largo de los 30 mil kilómetros de ductos que tienen.
“Puedes aprovechar la información del Scada para analizar y detectar estas bajas de presión, pero no es el objetivo del Scada atender los mercados ilícitos”, aseguró Aguilar.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!